upgreenpeace

eco

inedown

Esta página se visualiza mejor
con una resolución de
1024x768 y con el navegador
Mozilla Firefox

firefox

3.2 Manejo de recursos

El adecuado manejo de los recursos naturales incluye varias practicas que, en su conjunto, nos pueden llevar hacia un menor deterioro ambiental que incluya la conservación de nuestros recursos naturales. Veamos algunas opciones que pueden ayudar a que esto se cumpla.

3.2.1 Fuentes alternativas de energía

Las fuentes alternativas de energía, también llamadas energías limpias o verdes, son aquellas que, en términos generales, no representan amenaza para el medio ambiente, debido a que no generan residuos contaminantes o a que, aun generándolos, son mas eficientes que las fuentes tradicionales.

Algunos ejemplos de energías limpias son: el hidrogeno como combustible, la biomasa, el biodiesel, la energía solar, la energía eólica y la misma energía nuclear.

Hidrogeno.- Se presenta como un combustible  que no contamina en lo absoluto al ser consumido, pues solo produce calor y agua. Proporciona una gran cantidad de energía y es totalmente renovable. Sin embargo, existen algunas desventajas que aun se deben vencer para ser una alternativa generalizada: debe ser generado o producido mediante el consumo de otros combustibles, su generación necesita, en el momento presente, el doble de energía que la que necesitan el carbón, la energía nuclear o los paneles solares. Su almacenamiento es complicado y para su trasporte hay que licuarlo, con lo que se consume 12 % de la energía que puede proporcionar.

hidrogeno

Biomasa.- Abarca todo el material orgánico disponible que, en otras condiciones puede tomarse como desperdicio: humus, basura orgánica, excrementos, lodos residuales de plantas de tratamiento de agua, etc. Este material se aprovecha de distintas formas y se obtiene energía de el.

biomasa
(click en la imagen para ver en tamaño completo)

Energía Solar.- Puede ser aprovechada de forma térmica o fotovoltaica (conversión directa de luz a electricidad a nivel atómico); es decir que puede utilizarse para calentar o para producir electricidad. La primera manera es a través de intercambiadores de calor, generalmente usando agua. Y la segunda, a través de celdas fotovoltaicas.

solar

Energía eólica.- Puede aprovecharse para producir electricidad o para mover distintos tipos de maquinaria. En el primer caso, se utilizan los llamados aerogeneradores, los cuales transforman la energía cinética del viento en energía eléctrica. Estos aerogeneradores se colocan en campos que se denominan parques eólicos.

eolico

3.2.2 Ecotecnologia

Se le llama ecotecnología al uso de estrategias técnicas para manejar ecosistemas, para minimizar el costo de las medidas aplicadas y reducir el impacto ambiental de aquellas. Dentro de la ecotecnología podemos mencionar todos los métodos de reciclado, tratamiento y recuperación de agua, control de emisiones, ahorro de combustible, ahorro de energía eléctrica, etc.

gaia

3.2.3Áreas protegidas

Se trata de áreas, terrestres o marinas, que albergan ecosistema con poca alteración humana. Estas áreas se delimitan y se protegen legalmente para preservar las especies y sistemas ecológicos de importancia y conservan una gran diversidad de especies de flora y fauna, proporcionan protección a manantiales que abastecen agua y oportunidades de recreación al turismo.

Las áreas naturales protegidas se empezaron a crear al final del siglo XIX y principios del XX, por razones estéticas, recreativas, o para la protección de manantiales. Las razones eran básicamente antropocéntricas.

Las áreas naturales se crean mediante un derecho presidencial y las actividades que pueden realizarse en ellas se establecen de acuerdo con la ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente, su reglamento, el programa de manejo y los programas de ordenamiento ecológico. Están sujetas a regímenes especiales de protección, conservación, restauración y desarrollo, según categorías establecidas en dicha ley. En la actualidad, la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas administra 161 áreas naturales federales que representan 22712284 hectáreas.

3.2.4 Manejo de residuos 

En casi cualquier actividad humana se producen materiales residuales o de desecho. A estos residuos normalmente les damos el nombre de “basura”. Si estos residuos no tienen tratamiento adecuado se convierten en fuentes de contaminación, de modo que hablaremos de algunas de las opciones que existen para tratar los distintos tipos de residuos, ya que según su naturaleza, deberán manejarse de manera especial. Por esto, es de suma importancia realizar una adecuada separación de los residuos producidos en cualquier proceso o actividad, para así poder darles el tratamiento que les corresponda.

Residuos orgánicos
Los residuos orgánicos tienen la gran ventaja de ser biodegradables; es decir, que las sustancias que los componen pueden servir de alimento a microorganismos que acaban por desintegrarlos por completo. Una forma de acelerar esta descomposición y aprovechar las sustancias resultantes se conoce como composteo, que consiste en elaborar un abono orgánico (composta) a partir de desperdicios orgánicos, evitando que contaminen y aprovechando los recursos que proveen. En algunos procesos de composteo se utilizan también lombrices de tierra; a este fertilizante se le conoce como vermicomposta.

residuos

Envases vacios de plaguicidas
En este caso, existen dos opciones para reutilizar estos materiales:

  • Incineración térmica de materiales combustibles alternos: se pueden utilizar envases plásticos vacios de plaguicidas como combustible alterno en hornos de cemento.
  • Compactación y triturado para posterior uso como material reciclado: los envases se trituran o bien se compactan para ser llevados posteriormente al reciclador.

Aceites usados
Los aceites usados pueden reutilizarse de los siguientes modos:

  • Incineración, combustible alterno para hornos de cemento: los gases de combustión en un horno cementero tienen un tiempo de residencia de mas de 3.5 segundos a una temperatura igual o superior a 1200°C.
  • Procesamiento para remoción de componentes del aceite: generalmente se lleva a cabo mediante centrifugación, en el que se separan el agua, rebaba y lodo. El aceite separado se utiliza solo como materia prima para la producción de mastique y como aceite para usos industriales.

Pilas, baterías y acumuladores
Estos materiales pueden ser reutilizados mediante procesos diferentes.

Disolución de pilas, principalmente de reloj, en una solución acida para recuperación de metales. El proceso consiste en la disolución de los materiales que componen las pilas en una solución acida y posteriormente recuperar los metales.

Proceso verde. Se procesa y controla el plomo, así como también el polipropileno de las cajas y el acido sulfúrico de su interior que pasa a una planta de tratamiento de aguas residuales, de tal forma que se neutraliza. Esta agua se utiliza para el enfriamiento de maquinaria y para riego.
Otro método de reciclado es la reducción a pulpa. Los se mezclan con agua y se convierten en una lechada pastosa al pasar por un triturador. Los trozos de metal y otros solidos se extraen con dispositivos magneticos y la pulpa se introduce en una centrifugadora para realizar la separación de los materialrs.
En esta etapa se separan los materiales mas pesados, como trozos de cristal, y se envían a plantas de reciclado de papel y fibra, y el residuo restante, que es la menor masa de material, se deposita en un vertedero.
Pirolisis o DTV. Es un método usado para tratar diferentes residuos industriales peligrosos e infecciosos. El proceso consiste en:

  • Preparación del residuo
  • Disociación térmica: termólisis, proceso que produce gas y energía.
  • Recuperación de materiales.
  • Combustión de termólisis
  • Recuperación energética de los residuos

pilas

Residuos biológico-infecciosos
Las instituciones de salud pueden realizar el tratamiento final de los residuos dentro de la misma unidad medica. La forma mas limpia y barata es utilizado un autoclave (instrumento para esterilizar material medico o de laboratorio), excepto para punzocortantes y partes del cuerpo. Para lograr la desinfección se colocan en el autoclave bolsas rojas resistentes al calor húmedo y bien cerradas a 121°C con 15 libras de presión durante 30min. En este caso las cajas Petri desechables y otros dispositivos de plástico utilizados en el laboratorio quedan “irreconocibles”. Una vez estériles e irreconocibles se podrán disponer como basura común.

bio